Mi Patio Trasero

Mi Patio Trasero... Mi madre siempre me ha dicho que creo que el Mundo es mi patio trasero, de alguna o varias maneras creo que tiene razón. Es el lugar donde uno sale en pijama y camina a pata pelada, donde puedo estar chascona y no importa. Donde guardo y encuentro los recuerdos, donde sueño. Ese es mi patio trasero, un pitiespacio de confianza e intimidad.

7.08.2005

Se juntaron a tomar tecito…

Llegaron diciendo que me parecía a papelucho.
En el momento no comprendí el parecido…cuando llegó la noche lo entendí.

A la hora del té, a las 18:00, se fijó el encuentro, bueno, para ser honesta, un poco más tarde, porque siempre estoy atrasada y una vez más llegué casi con ellas pidiendo disculpas por los papeles, tazas, fotos y zapatos que no lo logré ponder en su lugar.

Siempre corro, llego a tiempo y logro disimular el estado de mi minidepto. Pero esta vez no, no pude. Me dolía en ese lugar indefinido entre la guata y la pierna, ese lugar destinado al apéndice que durante todo el día me dejaba la pierna a tras.

Soy alharaca, lo se, mi madre y mi hermana aun se ríen por un ataque de la vaca loca que tuve hace años ya. Ellas no siempre me toman en serio. A veces yo tampoco.

Pero esta vez fueron otros los que se alarmaron. Durante el día más de alguno me mandó al doctor. De hecho a nuestra reunión de copucha femenina se sumó un cuarto muy preocupado por el dolor aquel.

Parte del tomar tecito es ponerse al día, en eso estaba detallando mi renuncia y anécdotas de mi inadecuado jefe ( porque ese lo es más que yo) cuando me vino el ataque.

Gris dicen que me puse. Mal me sentí yo. El tecito….bueno ahí quedó.

Con miedo a un tajo en mi panza y en mi precario bolsillo me llevaron a la clínica. No quería ir, pero me convencieron. Tambiém me acompañaron y me hicieron reir. Desde mi vulnerable estado horizontal los veia como una especie de hermanos mayores, es más el doctor cada vez me habló menos a mi, se convirtieron en algo asi como unos familiares representantes. Ellos hicieron las preguntas, pagaron la cuenta, me esperaron y regalonearon.

Cambiamos la mesita de té por la camilla. Yo acostada en bata, ellos de pie. Ahí nos pusimos al día de las pegas, de la renuncia .....no de eso no fue antes, de las guaguas y del doctor sopita (que no habla como yo, aunque lo defendí como uno de los míos). No me acuerdo de que más, pero en ese espacio blanco, esperando resultados, nos contamos lo que nos teníamos que contar.

Y aunque la historia no termina ahí porque no fue apendicitis y aún no se que es y está el cheque por recuperar, esa noche fui Papelucho….no como detective, ni con mi hermana Ji, si no simplemente en La Clínica.

Pero estoy de vuelta con agua en el hervidor

¿Alguien quiere un tecito?

15 Comments:

At 6:23 p. m., Blogger Clarita said...

A los tres representantes gracias, a los dos de la recuperación del cheque también.
Pao, el chuque como te dje por fono ya está en mi poder.

Piticonvaleciente.

 
At 12:02 p. m., Anonymous Anónimo said...

piti que heavy tu punsada en la guata, que puede ser, me intriga, llamame cualquier cosa

xime

 
At 4:52 p. m., Blogger El señor K. said...

Me gusta Papelucho desde muy pequeño. Debe ser un halago que te digan que eres parecida al niño inquieto y "dixleso" de Marcela Paz. Por mi lado, no soy más que una versión en negativo de mi héroe de la infancia.
Y las apendicítis, epidemis. Eres la décima persona que escucho terminó en la clínica con dolor de guata.

 
At 3:28 p. m., Blogger Carolina Moro said...

Buen gusto. Papelucho en la clínica es el mejor según mis desordenados recuerdos.

Saludos

 
At 4:58 p. m., Blogger maru said...

¿Te encontraste con ningún Casimiro? ¿Viste algún profeta?

Ojalá que te mejores pronto.

 
At 11:31 p. m., Blogger El señor K. said...

Gracias por tu visita a mi patio, de verdad. Y por el comentario-respuesta a mi opinión vertida como una gota de café en el blog de Paloma. Se agradece la posibilidad de discutir temas que atañen a este nuevo soporte, que de democrático no tiene mucho (pues hay que pagar para acceder a internet) pero que es válido en todos sus posibles interpretaciones.
Pues ahy otros que se lo toman a mal, quién sabe por qué.
Espero que su convalecencia haya llegado a fin y que se encuentre bien de salud.

 
At 10:30 a. m., Blogger l'analfabeta said...

pitilina, un peo atravesado po cabra:) esos aires burgueses (poco sonoros pero venenosos) que una se traga a veces para no pasar por descortés con los transeúntes, y quedan mal colocados.
una vez me enseñaron a distinguir EL dolor de apendicitis: entre el hueso de la cadera y el ombligo, hay que trazar una linea imaginaria, esa diagonal dividirla en tres, una de las cuales (creo que la del centro) es la que si te hundes un dedo, te duelen hasta los parpados.
lo he practicado muchas veces (también muestro mi hilacha burguesa), es desepcionante tirarse en la cama tragándose un dolor irreconocible y anónimo, pero peor es ir a urgencias por una apendicitis y que te manden a la casa por "un peo atravesado"...ja ja ja
papelucha un besito

 
At 1:12 p. m., Anonymous Anónimo said...

La raja como convertiste ese dia en esta historia, que es veridica, pero jamas la habria podido relatar asi, muy buena.
Pao...una de la comitiva.

 
At 1:24 p. m., Anonymous paulo said...

conozco a esta chiquita....
siempre ha tenido estos dolores imprevistos, preocupantes, raros, casi "autopsicos".
Pero con clinica incluida nunca.
por eso cuando lo lei hoy, la llame para saber como seguia, y claro, nadie sabe lo que es y el dolor sigue ahi.
La proxima semana tratara de salvar el mundo una ves mas y le dolera otro lado del cuerpo.

 
At 2:13 p. m., Blogger Cuervo said...

tal vez sea el marciano que te pego una patada, ese que te aspiraste en el otro cuento
gracias por el te, pero prefiero el café

Un abrazo

 
At 2:35 p. m., Anonymous Daniela said...

ahhhh, yo quiero el tecito y participar en la reunion de copucheo femenina, pero solo para saber el final omiso de la historia. Te atreves con la segunda patita?

 
At 11:47 a. m., Blogger Monin said...

Clarita, ojalá estés bien y ya sepas que es lo que tienes... espero de verdad que si... acepto tu tecito tb.. yo llevo los palillos y la lana para comenzar a pelar...
Saludos,

 
At 5:50 p. m., Anonymous Limbistica said...

Esta historia es increible, recien me hago un tiempito pa leerla con tranquilidad y recordar lo que pasastes, espero que tengas presente que algo no anda bien y que debes ver médico. Si no, no vas a poder cambiar el mundo.
Por que los superheroes o la mujer maravilla o quien sea también se enferman, pero ellos van corriendo a la Clinica Las Condes y no a otro lado.
besitos

 
At 5:50 p. m., Anonymous Limbistica said...

Esta historia es increible, recien me hago un tiempito pa leerla con tranquilidad y recordar lo que pasastes, espero que tengas presente que algo no anda bien y que debes ver médico. Si no, no vas a poder cambiar el mundo.
Por que los superheroes o la mujer maravilla o quien sea también se enferman, pero ellos van corriendo a la Clinica Las Condes y no a otro lado.
besitos

 
At 5:26 p. m., Blogger juan pablo reyes said...

Tienes gran facilidad para armar unas frases que dicen mucho y que logran que uno se reconozca, ejemplo "vulnerable estado horizontal". Creo que es una virtud tremenda (las canciones de Sabina no son otra cosa que absurdas cotidianidades cantadas). Sigue, no aflojes

 

Publicar un comentario

<< Home